Estufas de pellets: Mantenimiento en 5 pasos

25
mar 2016

Estufas de pellets: Mantenimiento en 5 pasos

Estufas de pellets: Mantenimiento en 5 pasos

En esta ocasion vamos a profundizar sobre uno de los equipos de biomasa que más demanda tiene: las estufas de pellets. En entradas anteriores os hemos hablado de aspectos como su funcionamiento y en esta ocasión, tocaremos un tema fundamental para garantizar su rendimiento y durabilidad: el mantenimiento.

El mantenimiento de las estufas de pellets es muy sencillo, pero justo es una de las cosas que conforme va pasando el tiempo nos olvidamos de hacer de manera periódica. Para facilitaros que os acordéis, hemos recopilado 5 tareas principales. ¡Comenzamos!

Usa pellets de calidad

Todo buen mantenimiento comienza con un buen uso. Y dentro de ese buen uso, está el utilizar pellets ENPLUS. Os contábamos en otro articulo las diferentes clases de pellets que hay. Un pellet de baja calidad ensuciará mucho más nuestra estufa y disminuirá su durabilidad.

Limpia el deposito de cenizas

Si la llama tiene un tono rojizo o está débil, puede significar que hay depósitos de ceniza o incrustaciones que no permiten el funcionamiento correcto. Por eso, se recomienda controlar el cajón de la ceniza cada dos días para verificar si hay que vaciarlo.

Según la frecuencia de uso, se acumularan en el deposito una mayor o menor cantidad de residuos y por tanto, habrá que limpiar con mayor o menor frecuencia

Limpia la cámara de combustión

Semanalmente hay que revisar la cantidad de ceniza que se acumula en la cámara combustión. Esta ceniza se puede aspirar (hay aspiradores específicos para ello).

Limpia el vidrio de la puerta

Mantener siempre limpio el vidrio es muy importante para poder ver en todo momento si la combustión de la llama es correcta. Debe limpiarse (en frío), con sustancias desengrasantes que no sean corrosivas ya que podrían dañar la pintura de la estufa.

Además, no se deben usar materiales que puedan rayar o estropear los vidrios.

Mantenimiento Anual Profesional

Anualmente, y muchas veces coincidiendo con el inicio o el final de la temporada de uso de la estufa, se recomienda contratar los servicios de mantenimiento de una empresa especializada para que realice las siguientes tareas:

  1. Limpieza en profundidad de la cámara de combustión.
  2. Limpieza e inspección del conducto de evacuación de humos
  3. Verificación de los mecanismos de cierre.
  4. Limpieza de los motores y ventiladores.
  5. Control de la parte eléctrica y de los componentes electrónicos.

Como ves, básicamente se trata de llevar al día las tareas de limpieza y de solicitar una revisión completa de manera anual a un empresa especializada.

Las estufas de pellets son dispositivos en los que se produce una combustión en su interior, y por ello la falta de limpieza y mantenimiento puede comprometer la seguridad y además generar humos que molesten a los propios usuarios y al resto de los vecinos.

Recuerda: “Para el frio y para el calor, lo renovable es lo mejor”. ¡Seguiremos informando!

Greenheiss