¿Qué es la energía primaria según el nuevo CTE?


15
Feb 2020

¿Qué es la energía primaria según el nuevo CTE?

¿Qué es la energía primaria según el nuevo CTE?

El nuevo CTE establece por primera vez un límite de consumo de energía primaria de un edificio en un año, incluyendo calefacción, refrigeración, ventilación y ACS, y si es terciario, además se incluye iluminación.

¿Qué es la energía primaria?

Para entender las limitaciones que la normativa impone, es indispensable conocer qué entiende el Código Técnico de Edificación por energía primaria. El CTE la define como aquella “energía suministrada al edificio procedente de fuentes renovables y no renovables, que no ha sufrido ningún proceso previo de conversión o transformación. Es la energía contenida en los combustibles y otras fuentes de energía e incluye la energía necesaria para generar la energía final consumida, incluyendo las pérdidas por su transporte hasta el edificio, almacenamiento, etc”. 

De este modo la energía primaria sería igual a la suma de la energía final más las pérdidas sufridas en su transformación y transporte.

Los indicadores que se van a medir con el nuevo CTE son:

    • Limitación del consumo de energía primaria TOTAL
    • Limitación del consumo de energía primaria NO RENOVABLE

La Energía primaria Total hace referencia a la suma total de Energía primaria mientras que el segundo ya establece una diferenciación según su procedencia. Así, la energía primaria (total) puede descomponerse en energía primaria procedente de fuentes renovables, o energía primaria renovable, y en energía primaria procedente de fuentes no renovables, o energía primaria no renovable, de acuerdo con la Directiva de Energías Renovables (2009/28/CE).

La Energía procedente de fuentes renovables es aquella que tiene su origen en fuentes renovables no fósiles, es decir, energía eólica, solar, aerotérmica, geotérmica, hidrotérmica y oceánica, hidráulica, biomasa, gases de vertedero, gases de plantas de depuración y biogás. Debe tenerse en cuenta que no toda la energía generada a partir de fuentes renovables puede ser considerada renovable ya que, en algunos casos, un componente de energía no renovable que debe ser tratado como tal en el cálculo energético.

Energía primaria, final y útil 

Otro concepto que es importante conocer es el de la Energía final que es aquella que se aprovecha por los sistemas instalados (calderas, termos..). Es, por decirlo de forma sencilla, “la que nosotros consumimos”, por ejemplo el gas para calefacción o la electricidad para iluminación. De forma simplificada, la relación entre energía final y primaria se puede expresar con un coeficiente de paso, que refleja, para una zona geográfica determinada, el efecto de las pérdidas en transformación, distribución y transporte en cada una de las partes de la energía primaria (renovable y no renovable) de cada vector energético.

Finalmente el concepto de Energía útil que es la que se emplea realmente. Por cada kW de energía que se incorpora en el sistema es posible que tan solo se emplee un 80 o 90%. En este punto se hace indispensable seleccionar sistemas y aparatos que, por un lado, utilicen energía procedente de fuentes renovables (para cumplir con la normativa y además ser respetuosos con el medio ambiente) y que además consigan un mayor aprovechamiento de la energía, aumentando la energía útil y reduciendo pérdidas (mayor eficiencia energética).