Tipos de instalaciones de paneles solares termicos

03
May 2016

Tipos de instalaciones de paneles solares termicos

Tipos de instalaciones de paneles solares termicos

Si alguien nos habla de una instalación de paneles solares térmicos, lo más normal es que lo primero que nos venga a la cabeza sea una vivienda en la que se ha colocado un panel solar para generar agua caliente y usar esa agua, sobre todo, para ducharse.

Sin embargo, existen otras instalaciones en las que esta energía renovable se utiliza por el nivel de ahorro y confort que ofrece. ¿Habíais pensando en alguno de los siguientes ejemplos?:

  • Generación de agua caliente y climatización de piscinas (instalaciones deportivas, urbanizaciones…)
  • Generación de agua caliente y climatización de instalaciones agrícolas (invernaderos, piscifactorías, criaderos de animales…)
  • Generación de agua caliente y calentamiento de fluidos en procesos industriales (lavanderías de ropa, túneles de lavado de coches, preparación de alimentos cocidos…)

Sea el caso de la vivienda en la que el objetivo es calentar el agua de la ducha o el de la empresa que cuece alimentos, el tipo de instalación se basa en el mismo principio: energía solar activa. Es decir, la energía se obtiene mediante elementos mecánicos. Estos elementos son el sistema de colectores (paneles solares), el sistema de almacenamiento (acumuladores de agua caliente) y el sistema de distribución.

Además, tienen como denominador común el que en las instalaciones se usan paneles solares de baja temperatura. Se tratan de un tipo de paneles que tienen las siguientes características:

  • Captan directamente el sol.
  • Calientan fluidos hasta unos 100º C.
  • Aprovechan la radiación solar de un modo más  eficiente ya que el colector solar pierde menos calor y aprovecha más la energía solar que recibe.
  • Tienen una mayor durabilidad ya que en los sistemas térmicos las altas temperaturas frecuentes acortan la vida útil de la instalación y si estas son excesivamente altas pueden provocar problemas en algunos elementos.

Todo lo anterior, permite obtener a estas instalaciones buenos rendimientos y por tanto, periodos de amortización cortos. A nivel de instalación son proyectos sencillos que a nivel legal deben cumplir lo establecido en el Real Decreto 865/2003 (prevención y control de la legionelosis) y en el Código Técnico de la Edificación (% mínimo de consumo de ACS que deben cubrir en nuevas edificaciones)

Y para acabar, al igual que existen colectores de baja, existen colectores de media y alta  temperatura. Estos no se basan en la captación directa, sino en la concentración del sol en menor o mayor grado. De esta manera, pueden calentar fluidos a mayor temperatura: Los de media hasta 250º C y los de alta alcanzan hasta los 1.000º C.

¿Ejemplos de aplicaciones? Procesos industriales en los que el agua tenga que hervirse: destilación o desalacion. Además, estos captadores también permiten la producción de electricidad. Y es en esta línea en la que se está avanzando en los últimos años, apostando por el desarrollo de paneles termoeléctricos.

Y para acabar, siempre fieles a nuestra cita: “Para el frio y para el calor, lo renovable es lo mejor”. ¡Seguiremos informando!

Greenheiss