Instalaciones centralizadas de ACS

15
Dic 2018

Instalaciones centralizadas de ACS

Instalaciones centralizadas de ACS

Disfrutar de la calefacción en casa o ducharnos con agua caliente son hábitos tan cotidianos que pocas veces nos paramos a pensar cómo funciona el sistema y qué hace que disfrutemos del confort en casa. Conozcamos qué son y cómo funcionan las instalaciones de producción centralizada de ACS que normalmente están integradas en sistemas de calefacción comunitarios.

La producción de calor que se realiza en la sala de calderas para todo el edificio suele funcionar de manera conjunta para todos los servicios térmicos. De este modo las calderas se conectan con los colectores desde los que parten los diferentes servicios de calefacción y el circuito primario del ACS. El agua de consumo se lleva desde la instalación para suministro de agua del edificio hasta la sala con una derivación exclusiva para este uso. Hay que tener en cuenta que es indispensable la instalación de intercambiadores que transfieran el calor de las calderas (conocido como calor primario) al ACS (calor secundario) sin que exista mezcla entre ambos circuitos ya que el agua de calderas no es apta para el consumo humano. Una vez calentada, el agua es distribuida hasta los puntos de consumo del edificio mediante una red de tuberías exclusivas para ACS.

Esquema de instalación. Guía IDAE. Instalaciones centralizadas de calefacción y ACS en edificios de viviendas

Para salvar las distancias que existen entre los puntos de producción y los de consumo y que los usuarios no esperen un tiempo excesivo para recibir el agua caliente sanitaria (falta de confort y consumos excesivos) es necesario que este tipo de instalaciones centrales, más complejas, cuenten con circuitos de recirculación. Estos están formados por una red de tuberías que la “recirculan” de manera continua por todo el sistema, consiguiendo mantener una temperatura adecuada de las tuberías y logrando que el acceso al agua caliente sea prácticamente inmediato.

Es importante distinguir dos tipos de instalaciones en función del método de producción de Agua Caliente Sanitaria:

  • Producción instantánea. El diseño de los intercambiadores viene condicionado al momento de máxima demanda de la instalación de tal forma que el agua se calienta conforme se demanda.
  • Producción con acumulación. Consiguen reducir potencias y aumentar los rendimientos de manera más homogénea utilizando depósitos en los que se acumula y mantiene el agua caliente hasta su demanda.  En función del volumen de agua acumulado y de la demanda que pueden surtir se conocen dos tipos de producción por acumulación; la propia acumulación -atiende la demanda punta con el agua acumulada- o semiacumulación -solo puede hacer frente a una parte de la demanda y requiere producir más agua para cubrir las puntas de consumo.-

Por último, en este tipo de instalaciones las comunidades de propietarios deben asegurarse de contratar los servicios de empresas mantenedoras de garantías que aseguren un optimo funcionamiento del sistema repercutiendo positivamente a nivel de confort, consumo de energía, gasto económico e incluso la propia salud. Entre las tareas de estas empresas mantenedoras se incluyen:

  • La adaptación de dichos sistemas a las nuevas tecnologías
  • La revisión de los distintos elementos con criterios de eficiencia energética
  • La mejora de los procesos de mantenimiento
  • Los trabajos de limpieza y desinfección para la legionella