Estufas de pellets; ¿tecnología por agua o por aire?

16
Oct 2019

Estufas de pellets; ¿tecnología por agua o por aire?

Estufas de pellets; ¿tecnología por agua o por aire?

Conforme avanza el otoño cada vez están más cerca los primeros fríos. Es un buen momento para poder incorporar en nuestra vivienda unifamiliar una buena estufa de pellet; sin duda la mejor solución para apoyar su sistema de calefacción actual con un sistema de calefacción de biomasa. Este tipo de soluciones son de sencilla instalación y además de confort y ahorro, aportan un plus de decoración y estética en el hogar. Según su tecnología, se diferencian en Air – o tecnología por aire- e HIDRO – tecnología por agua-. Veamos en qué se diferencian.

Si hemos decidido instalar una estufa de pellet en casa, es posible que oigamos hablar de tecnología “air” o por aire o sistema “hidro”. Incluso algunos instaladores nos hablarán de estufas “de aire” o “de agua”.

Estufa pellet aire

Greenheiss K-400. Termoestufa con tecnología AIR. Admite diferentes carcasas y modelos de puerta para adecuarse al estilo de la decoración de nuestra casa.

Tecnología “Air”; excelente solución para una estancia
Las estufas Air permiten calentar la estancia en la que se encuentran de forma rápida a través de ventiladores muy silenciosos. El medio por el cual el calor es transportado se realiza a través de una corriente suave de aire que lo traslada desde la estufa de pellet a la habitación en la que se encuentra. En ocasiones, las estufas de tecnología “por aire” también son “canalizadas” lo que permite no solo calentar la habitación en la que se encuentran, sino las estancias adyacentes a través de una o dos canalizaciones que transportan parte del calor que ha generado el aparato.

estufa pellet hidroventilada

Greenheiss PETRA. Termoestufa con tecnología HIDRO de gran potencia y alta eficiencia energética.

Tecnología “Hidro”; calor para toda la vivienda
Frente a la tecnología “Air”, las estufas “Hidro” o de tecnología con agua, ofrecen soluciones que pueden ofrecer confort a toda la vivienda. ¿Cómo la hacen? En el caso de las “hidro” una parte del calor generado se destina a calentar la estancia en la que se encuentra mediante una corriente de aire. Hasta aquí su similitud con las “air” pero la diferencia radica en que la mayor parte del calor se va transfiriendo al agua del circuito de calefacción existente en la vivienda que normalmente estará formado por radiadores pero también puede estructurarse en fancoils o incluso como un suelo radiante. Con esta estufa lograremos calefactar no solo una estancia o sus adyacentes sino toda la vivienda. Esta exigencia hace que las estufas de tecnología “air” requieran de una mayor potencia, complejidad, prestaciones y versatilidad.

Si nos preguntamos cuál es la mejor, podemos responder que ambas en función de las necesidades concretas. Es posible que nos interese ofrecer calor a una parte de la casa; uno o dos dormitorios o, por ejemplo, una sala de estar o un comedor. En este caso parece que la opción más sencilla, económica y eficaz será elegir una estufa de pellets con tecnología “Air”. Pero si lo que queremos es ofrecer una solución global para la vivienda, tendremos que decantarnos por una tecnología “Hidro”.

El confort también pasa por el control
Muchos de los modelos de estufas de pellet ofrecen también accesorios que son comunes a ambos tipos de tecnologías y que permiten ofrecer un confort a medida, gestionando y controlando de manera eficiente el sistema según nuestros gustos, necesidades y hábitos. Por ejemplo, Greenheiss incorpora diferentes opciones para la gestión y control como la Consola Remota, el Radiocomando, el Módulo GPRS o el Módulo Wifi que permite acceder a la configuración del equipo desde el móvil en cualquier momento y lugar. De esta forma no solo podremos programar el sistema a distancia sino incluso modificarlo desde el exterior para conseguir que al llegar a casa, el confort que ofrece nuestra estufa de pellet sea máximo.