Depósitos de inercia; gestión eficiente del calor

20
Ago 2018

Depósitos de inercia; gestión eficiente del calor

Depósitos de inercia; gestión eficiente del calor

Los depósitos de inercia son empleados para dar suministro al circuito de calefacción instalado en los hogares. Estos equipos almacenan el agua y su energía calorífica después de ser calentada por la caldera o la bomba de calor. De este modo tendremos acceso al agua caliente siempre que lo necesitemos. Los depósitos de inercia permiten abastecer cualquier instalación en momentos de alta demanda térmica, evitando interrupciones en el sistema de calefacción.

La característica principal de los de los depósitos de inercia es que al almacenar una gran cantidad de energía reducen considerablemente las paradas y arranques del generador de energía, sea caldera, aerotermia o cualquier otro, aumentando su vida útil y favoreciendo un menor consumo energético.

Los depósitos de inercia resultan adecuados para cualquier instalación de calefacción y agua caliente, incluyendo equipos de Biomasa, Energía Solar, Aerotermia o Geotermia. Su versatilidad y adaptación a cualquier equipo nos permite contar siempre con la demanda térmica necesaria en ese momento, independientemente del tipo de instalación.

DPAN/2I/ES/DI ACS

Depósito de Inercia Greenheiss. DPAN/2I/ES/DI ACS

Para la instalación de un depósito de inercia de calefacción es importante un correcto dimensionamiento. Los depósitos pequeños provocan un arranque frecuente y un mayor consumo. Es esencial consultar con un instalador profesional para elegir un depósito adecuado a nuestra demanda. Se recomienda entre 15 y 30 Litros por kW según el tipo de instalación.

El depósito de inercia se fabrica en diferentes materiales tales como acero, acero inoxidable, plástico, etc. El tipo de aislamiento es otro punto de diferencia entre ellos. Conforme aumentan las calidades, la garantía de almacenamiento de calor y su durabilidad también se incrementan. En función de la demanda térmica y del espacio con el que contemos podemos elegir pequeños depósitos de 300-500 litros hasta los de mayor capacidad de 5.000 litros.

Además, los depósitos de inercia pueden ser únicamente para la acumulación de energía o para la producción de ACS en ese caso se les denomina depósitos combi.Estos depósitos además de acumular energía, dan un servicio de ACS, mediante otro deposito interno o mediante serpentin.

Greenheiss ofrece una amplia gama de depósitos de inercia que se adaptan a las diferentes necesidades de los usuarios domésticos. Un conjunto de soluciones y sistemas eficientes para disfrutar de agua caliente para nuestra calefacción y ACS.