Blog

¿Cuánto cuesta poner placas solares para aprovechar su energía?

¿Cuánto cuesta poner placas solares para aprovechar su energía?

¿Cuánto cuesta poner placas solares para aprovechar su energía?
Compartir

A día de hoy todo el mundo es consciente de las posibilidades de la energía solar como forma de ahorro y la contribución positiva que implica en la sostenibilidad del planeta al disfrutar de una energía limpia e inagotable, ya sea en una vivienda, una comunidad o una empresa. Por lo que es muy importante conocer todo lo que permite este tipo de energía y cuanto nos cuesta poner placas solares para disfrutar de sus beneficios.

Normalmente se tiende a pensar que es una opción muy cara y complicada, pero nada más lejos de la realidad. Si analizamos la situación actual de este tipo de energía, los precios y las facilidades administrativas han cambiado radicalmente, y a mejor, en muy poco tiempo.
De hecho, la posibilidad de instalar un kW fotovoltaico hace pocos años corresponde con un coste 6 o 7 veces superior al actual, debido principalmente a la innovación y menores costes de los paneles solares, y la derogación del impuesto al sol. Además, ya no hay tantos impedimentos en las tramitaciones, y con hacer un certificado eléctrico es suficiente para implementar esta energía en la red y compensar sus posibles excedentes.

Si nos hacemos la habitual pregunta sobre cuánto nos podría costar todo este proceso, teniendo en cuenta que cada instalación de este tipo es personalizada o específica, con varias opciones o posibilidades en cada caso, la respuesta más rápida será: “Depende”. Analicemos los factores a tener en cuenta para saber el precio de este tipo de instalación:

 

cuánto cuesta instalar placas solares

Calcular la energía solar fotovoltaica

El primer factor a tener en cuenta será calcular cuanta energía necesitas producir. Para ello simplemente habrá que mirar la factura eléctrica y cuánto se consume al mes (la factura se divide en dos: lo que se consume y la potencia que se contrata), y a partir de ahí podrás disminuir el costo de la parte del consumo. Sin embargo, habrá que seguir contando con la parte contratada de la potencia, pudiendo llegar a disminuirla, pero nunca eliminarla por completo.

En cuanto a la energía que se consume en el hogar, esta dependerá del tiempo que estemos en la vivienda. Si estamos solo por la noche es recomendable una instalación con baterías, y si se consume también electricidad durante el día habría que dimensionar esa instalación.

Según Red Eléctrica, el consumo promedio de una vivienda de tres personas al año suele ser de unos 8200 kwh. No obstante, este dato puede variar según el número de personas de la vivienda, o según se disponga de un buen o mal aislamiento, o dependiendo del uso o demanda de electricidad que tenga cada persona.

Para saber la energía solar que necesitas producir para abastecer tu consumo, deberás dividir los kWh que consumes anualmente entre los kWh que producirá 1 kWp instalado en tu localidad (este dato podrás consultarlo en la herramienta europea PVGIS).

De esta forma, ya tendrás los kWp que necesitas instalar para cubrir todo el consumo de tu vivienda.

¡Pero CUIDADO! La compañía eléctrica te compensará por una parte de la energía que envíes de vuelta a la red, que no se espera que sea mayor a un tercio de la cantidad vertida en un mes. Así que, si tienes un sistema sobredimensionado, no obtendrás ninguna compensación por ello, y se desperdiciará esa energía. Para evitarlo, necesitarás que tu sistema produzca el 60% de la energía que consumas, obteniendo así un equilibrio entre cuanto cuesta poner las placas solares y la producción de energía a largo plazo.

Si lo vemos con un ejemplo: Tenemos una vivienda que consume anualmente 8.100 kWh, y la producción anual que genera 1 kWp instalado en su localidad es de 1.400 kWh.

El número de kWp a instalar para cubrir todo el consumo será: 8.100/1.400 = 5.79 kWp.

Y para obtener esa compensación parcial, cubriendo el 60% del consumo: 5.79 x 0.6 = 3.47 kWp serán los que necesitaremos instalar en esta vivienda.

Por otro lado, también se deberá tener en cuenta las horas de sol que recibirán al día los paneles en tu vivienda, o la orientación del tejado de la misma (tejados con orientación sur son mejores) para saber si sería rentable utilizar este tipo de energía.

Tipos de paneles solares fotovoltaicos

Otro de los factores que influirá directamente en lo que cuesta poner la instalación de placas solares será el tipo de paneles que se quieran colocar. Para ello habrá que tener en cuenta estos aspectos:

El diseño: Pueden ser monocristalinos (de color negro) que tienen un buen rendimiento y le dan un toque más estético al tejado, los cuales son un poco más caros. O si no, policristalinos, que son los paneles estándar azules, un poco más económicos.
El tamaño: Los paneles habituales para colocar en viviendas son de un tamaño de 60/120 células, y los que se colocan para industria y lugares que necesitan una gran potencia, son los de 72/144 células.
Las marcas: En este caso, al ser una instalación que nos ofrecerá una vida útil prolongada, compensa contar con primeras marcas (las cuales son de un precio algo más elevado), pero nos ofrecerán una garantía sobre potencia, rendimiento y seguridad de unos 25 años que será fundamental para evitar posibles contratiempos.
La potencia del panel: Cuanta más potencia tenga un panel, nos podrá ofrecer un mayor rendimiento en la producción de energía solar, que irá acorde a un mayor precio. Por ello se recomienda usar paneles con más potencia en casos en los que se disponga de poco espacio en el lugar donde se coloquen los paneles, compensando de esa forma la cantidad de paneles a colocar, con un mayor rendimiento de los mismos.

 

cuánto cuesta placas solares

Tipo de inversor de la instalación fotovoltaica

Otro elemento importante que influirá en el precio es el inversor, que se podría decir que es el centro de la instalación, el cerebro, el pilar fundamental, ya que será el encargado de convertir la electricidad de los paneles solares en energía solar que se pueda disfrutar en la vivienda para su consumo. Pueden ir desde los 400 hasta los 5.000 € dependiendo de la potencia requerida, la calidad y el tipo de inversor.

Lo recomendable es hacer una inversión en una buena marca que nos ofrezca una buena garantía, y se pueda mantener durante mucho tiempo, obteniendo una mayor eficiencia. Para ello habrá que analizar cuál es el que cumple con los requisitos necesarios según el consumo de la vivienda.

Ahorro y amortización con las placas solares

La mayor ventaja de tener este tipo de instalación, además de contribuir a la sostenibilidad del planeta, es el gran ahorro que nos aporta al cabo de los años.

Para empezar, el propio coste inicial de la instalación puede verse reducido según las subvenciones que tenga la comunidad autónoma donde se quiera realizar. No obstante, como el tema de las subvenciones siempre varía, recomendamos que la decisión de instalar o no energía fotovoltaica, se tome sin considerar el aporte de subvenciones.

En 2019, una vivienda que consume unos 350 kWh/mes y con una potencia contratada de 5.3 kW rondaría un coste aproximado de 9.300 €, variando en función de los factores comentados anteriormente. Pero el ahorro anual que supondría para la vivienda, podría rondar en unos 800 € al año, por lo que se podría amortizar la inversión entre 7 y 10 años, y posteriormente tendríamos alrededor de otros 20 años más de continuo beneficio, produciendo electricidad de manera gratuita y silenciosa. De esta manera, el ahorro total al terminar la vida útil del sistema, podría estar en torno a los 16.000 – 18.000 €.

¿Qué conclusiones sacamos en la instalación de paneles solares?

Ya tenemos claro que dependerá de cada proyecto saber cuanto cuesta poner la instalación de placas solares, dependiendo del consumo que se necesite, de las características de la vivienda, y del sistema que se instale. Por lo tanto, desde Greenheiss recomendamos contactar con los profesionales adecuados para aportarnos un análisis y unos consejos personalizados en tu producción y aprovechamiento de energía renovable.

Aun así, las instalaciones solares hoy en día son muy rentables y eficientes, por lo que nos aportarán ahorros muy importantes a largo plazo.