7 claves de una chimenea de biomasa perfecta

08
Jun 2016

7 claves de una chimenea de biomasa perfecta

7 claves de una chimenea de biomasa perfecta

Hay varios factores que influyen en el rendimiento de un equipo de biomasa: las características técnicas del equipo, la calidad del pellet o leña utilizada como combustible, el correcto mantenimiento de la instalación… Hoy os vamos a hablar de otro elemento fundamental, indispensable para asegurar un funcionamiento optimo y a pleno rendimiento: la chimenea.

Antes que nada, es importante mencionar que las calderas y estufas de biomasa entran dentro del RITE (Reglamento de instalación térmicas de los edificios) a nivel de instalación.  Es decir, por debajo de 70 kW es necesario que la instalación la haga un instalador acreditado y por encima de 70 kW requiere proyecto de ingeniería.

Dentro de la instalación, las chimeneas son uno de los elementos más delicados. Tiene vinculaciones directas con la seguridad de la vivienda y sus ocupantes y por tanto debe cumplir con la normativa vigente (UNE 123001:2012) en cuanto a materiales de fabricación, espesor, diámetros, nivel de temperatura…

Además, los fabricantes de estufas y calderas de biomasa, también indican una serie de requisitos mínimos en la instalación de la chimenea para garantizar el correcto funcionamiento y rendimiento del equipo. Su incumplimiento puede acortar la vida útil del equipo y suponer la perdida de la garantía.

De hecho, aunque la vivienda disponga ya de una instalación de chimenea, en ningún caso se trata unicamente de colocar la calefacción de biomasa y ponerla en funcionamiento. Previamente se debe haber revisado la instalación existente y verificado que sus características resultan adecuadas para ese equipo concreto.

¿Cuales son los aspectos claves de una buena chimenea? Os los resumimos en 7 puntos:

  1. Elegid para el conducto un lugar lo menos expuesto a enfriamientos. Lo más óptimo es que la chimenea esté en el interior de la casa.
  1. La toma de aire tiene que estar conectada con el exterior o con un espacio más aireado: Garantizará el constante recambio de oxigeno en el ambiente, una perfecta combustión y una mayor producción de calor.
  1. En el caso de que tengamos varios equipos de biomasa, cada uno tendrá  una chimenea independiente. Si hay más de una chimenea en el mismo tejado, se colocarán al menos a 2 metros unas de otras, y con un mínimo de 40 cm de diferencia de altura.
  1. La clave de un tiro perfecto es que sea una chimenea libre de obstáculos. En caso de tenerse que hacer una desviación, se hará lo más cerca posible del extremo de la chimenea.
  1. Se aconsejan las chimeneas de acero inoxidable AISI 316. El acero galvanizado, el amianto-cemento y los tubos encrespados internamente son materiales que no deben emplearse en la construcción de la chimenea.
  1. Para conectar la chimenea deben utilizarse uniones con una inclinación menor a 45º, sin estrechamientos ni esquinas internas.
  1. La unión entre la campana y el canal principal debe tener una inclinación constante máxima de 45º y no tener ni esquinas ni estrechamientos.

Como veis, la chimenea es un elemento muy importante en los sistemas de calefacción mediante biomasa. Os hemos contado 7 aspectos que se deben tener en cuenta, pero hay bastantes más, lo que muestra lo importante que es confiar en profesionales del sector para garantizar una instalación 100% legal, segura y optimizada. Y también, para garantizar que se cumple nuestro lema: “Para el frio y para el calor, lo renovable es lo mejor”. ¡Seguiremos informando!

Greenheiss