Tipos de silos para instalaciones de biomasa

29
ago 2017

Tipos de silos para instalaciones de biomasa

Tipos de silos para instalaciones de biomasa

Una de las decisiones que se deben tomar cuando se instala un silo es dónde vamos a ubicarlo. Aspectos como el tipo de instalación que se va a realizar, la disponibilidad de espacio… son grandes condicionantes que influyen en la elección del lugar en que instalaremos el silo. Dentro del edificio o vivienda, en un almacén independiente, junto a la caldera… hay diferentes maneras de enfocarlo. En este artículo os las contamos.

Igual que hemos dicho que el emplazamiento del silo está condicionado por una serie de factores, donde lo coloquemos también va a condicionar aspectos a futuro como el tipo de transporte o los sistemas de suministro que serán necesarios para llenarlo. Por ejemplo, los silos que están en el exterior necesitan vehículos de suministro que puedan descargar lanzando el combustible sobre la pila. O los subterráneos se pueden llenar con cualquier tipo de vehículo volquete, o caja basculante.
Es decir, instalar un silo es un proceso integral y global en el que cada decisión influirá en todo el sistema. Teniendo en cuenta esta premisa, ¿qué tipos de instalaciones hay?

Interiores

Cuando se decide instalar el silo dentro de un almacén o estancia lo más importante es la impermeabilización de ese lugar para evitar la entrada de agua del subsuelo o de las paredes en los sótanos. Además, debe haber una excelente ventilación para permitir el secado de la materia de biomasa y evitar la aparición de mohos.

A partir de ahí se puede optar por diferentes sistemas, desde contenedores de almacenamiento (ideales para los que tengan poco espacio) hasta silos textiles de poliester (gran capacidad y permeables al aire pero no al polvo).

Exteriores

Si la instalación se realiza en el exterior, es decir, a la intemperie, se deben tener en cuenta aspectos como la carga de viento, o la necesidad de incluir una capa de protección contra la lluvia o de protección UV. A este respecto, el tipo de material con el que se haya construido el silo es el que determinará algunas características, tal y como aparece en la siguiente tabla.

silos

Subterráneos

Una gran opción cuando no existe espacio suficiente para el almacenamiento dentro de la vivienda o en el exterior. Suelen ser de hormigón o material plástico. Por las características de su ubicacion, es obligatorio que cumplan una serie de requisitos:

  1. Herméticos
  2. Total impermeabilidad
  3. Evitar la condensación
  4. Estar asegurados contra la flotabilidad causada por una crecida de las aguas subterráneas

3 tipos de ubicaciones pero diversos tipos de silos en cuanto a materiales, sistemas de extracción de la biomasa… Sin embargo, todas tienen algo en común: la ejecución de estos proyectos requieren de una cuidadosa planificación en la que siempre se debe respetar la normativa local y otros reglamentos para el almacenamiento de combustible.

Greenheiss