El Real Decreto 1042/2017 y las emisiones de gases contaminantes

31
May 2018

El Real Decreto 1042/2017 y las emisiones de gases contaminantes

El Real Decreto 1042/2017 y las emisiones de gases contaminantes

La nueva normativa aprobada a finales del año pasado entrará en vigor en diciembre y regulará las emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes procedentes de las instalaciones de combustión medianas (potencia térmica nominal entre 1 y 50 MW) independientemente del tipo de combustible que utilicen (biomasa, gas…).

El Real Decreto 1042/2017 aprobado por el Gobierno incorpora al ordenamiento jurídico nacional la Directiva comunitaria que establece valores límite para las emisiones de dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas (polvo), así como mediciones para el control de las emisiones de dióxido de carbono (CO), procedentes de las citadas instalaciones.

La normativa entrará en vigor de manera progresiva y afecta de manera general a la gran mayoría de instalaciones de calefacción y ACS. Por ello es importante conocer cómo afecta a los equipos e instalaciones. El Real Decreto 1042/2017 regula varios aspectos pero los que más afectan a las instalaciones son:

  • Permisos y obligaciones que deben cumplir los titulares de las instalaciones, su inspección por parte de las comunidades autónomas, la información a aportar para la evaluación y seguimiento de la norma y el régimen sancionador por su incumplimiento.
  • Modificación del rango de potencia y el grupo establecido de algunas actividades de combustión en el sector de la producción y transformación de la energía, así como de los sectores comercial e institucional, residencial y agrario, para poder aplicar los controles de emisiones establecidos por la Directiva europea.

La nueva norma establece que ninguna instalación de más de 5 MW de potencia puede estar en funcionamiento sin estar autorizada y registrada antes del 1 de enero de 2024 y las instalaciones de menos de 5 MW de potencia deberán estar, en todo caso, registradas antes del 1 de enero de 2029.

Es importante que los profesionales conozcan la normativa para asegurarse de su cumplimiento. La norma tiene una entrada en vigor progresiva; la fecha más importante es el 20 Diciembre de 2018 cuando entrará en vigor y efectividad para las nuevas instalaciones de combustión medianas. A partir del 1 de enero de 2025 tendrá efecto para las instalaciones existentes de más de 5 MW y a partir del 1 de enero de 2030 para las existentes de menos de 5 MW.

Puede consultar el Real Decreto 1042/2017 publicado en el BOE pulsando aquí