¿Por qué las instalaciones solares fotovoltaicas han superado a las térmicas?


30
Abr 2020

¿Por qué las instalaciones solares fotovoltaicas han superado a las térmicas?

¿Por qué las instalaciones solares fotovoltaicas han superado a las térmicas?

Las instalaciones solares fotovoltaicas han superado a las térmicas en los hogares en los últimos años. Las instalaciones solares térmicas fueron las primeras en desarrollarse basándose en el aprovechamiento de la energía del Sol para producir calor que podía aprovecharse para su uso como Agua Caliente Sanitaria (ACS) que luego podía utilizarse para su uso doméstico y también para la calefacción.

Por su parte las placas fotovoltaicas se basan en el denominado efecto fotovoltaico, para transformar parte de la energía solar incidente en energía eléctrica. Dos opciones que nacen de una misma fuente de energía renovable, pero con dos usos diferenciados. La tecnología fotovoltaica ha visto como los últimos años alcanzaba y superaba a las tradicionales instalaciones solares térmicas. Este cambio de «preferencia en la elección de la tecnología» orientada al autoconsumo doméstico tiene varias razones:

  • Versatilidad y eficiencia. Pese a que el aprovechamiento de las instalaciones solares térmicas era mayor, la eficiencia de la fotovoltaica puede alcanzar ahorros de hasta el 100% de los consumos energéticos de una vivienda. Estos parámetros no se pueden lograr con la instalación tan solo de placas solares térmicas.
  • Menor coste. Inicialmente la instalación de sistemas fotovoltaicos era mucho más cara. Sin embargo, en menos de una década, los fabricantes han logrado optimizar la calidad de los componentes reduciendo su precio. Algunos estudios sitúan esta reducción en más de un 75% lo que permite que se hayan igualado los tiempos de amortización de las instalaciones fotovoltaicas a las térmicas, consiguiendo mayores ahorros.

    mantenimiento placas solares

    El mantenimiento se reduce en los sistemas solares fotovoltaicos

  • Menor mantenimiento. Las instalaciones solares térmicas requieren de unos trabajos de mantenimiento superiores ya que los sistemas son más complejos y cuentan con más elementos (vaso de expansión, sifón, tuberías…) en función del tipo de instalación. Los módulos fotovoltaicos también requieren de un trabajo de mantenimiento pero de menor nivel.
  • Marco legal favorable.  En los últimos años se ha producido una regulación legal de las instalaciones solares fotovoltaicas que hasta 2015 ni siquiera estaban sujetas a regulación lo que impedía una normal implantación en nuestro país. El marco normativo, no solo ha facilitado su instalación, sino que además ha sido favorable, eliminándose diversas trabas como el llamado «impuesto al sol».
  • Instalaciones subvencionadas. Otro gran impulso para las fotovoltaicas ha sido el apoyo de las administraciones a las energías renovables, y en especial a estos sistemas solares. La implantación de bonificaciones y subvenciones para su instalación para promocionar la generación de electricidad con energías limpias ha permitido una expansión muy rápida.

Sistema de Fototermia

Además nuevas tecnologías como la fototermia (energía eléctrica producida por los módulos fotovoltaicos se emplea para calentar el agua de un acumulador convencional mediante una resistencia eléctrica que funciona con corriente continua), permiten que los sistemas fotovoltaicos ofrezcan una solución integral de electricidad y ACS.

Todos estos puntos, unidos al esfuerzo de los fabricantes por ofrecer cada vez soluciones de mayor calidad y con mayores prestaciones técnicas, han hecho que la energía solar fotovoltaica haya tenido un boom en en el último en nuestro país, aunque no hay que olvidar que la energía solar térmica también sigue siendo una buena opción para muchas instalaciones.