¿Cómo evitar los temidos “hotspot”?

30
Mar 2019

¿Cómo evitar los temidos “hotspot”?

¿Cómo evitar los temidos “hotspot”?

El boom de las instalaciones fotovoltaicas domésticas han hecho florecer en los últimos tiempos numerosas ofertas y oportunidades -a menudo en internet- donde aparecen productos, “kits” y sistemas que ofrecen grandes prestaciones a un precio muy económico. Pero, como se suele decir, “no es oro todo lo que reluce”. Si estás pensando en realizar una instalación de energía fotovoltaica en tu casa te recomendamos que huyas de productos de bajo coste y apuestes por marcas reconocidas que son garantía de fiabilidad. Así evitarás problemas en la instalación como los temidos hotspot o puntos calientes que se suelen producir por fallos estructurales en los paneles. Conozcamos porqué sí o sí tienes que escoger productos de calidad.

¿Qué es y por qué se produce un hotspot?

Un punto caliente en una instalación fotovoltaica es un grave problema. Se produce debido a una elevada resistencia en una zona concreta del módulo fotovoltaico que genera una temperatura excesiva. Como consecuencia se producen unos procesos en muchas ocasiones irreversibles que pueden causar pérdida de rendimiento de la instalación e, incluso, la destrucción total del módulo fotovoltaico.

Los hotspoot se producen por una fabricación deficiente del módulo. Los sistemas más económicos son precisamente más baratos porque a menudo no incorporan la calidad deseada en los componentes esenciales de los paneles como las células, los aislantes o las soldaduras que fijan los elementos.

Células fotovoltaicas

Las células fotovoltaicas son un componente esencial de la instalación de energía solar fotovoltaica. Si no está convenientemente instaladas, diseñadas ni homologadas pueden tener una vida útil y un rendimiento mucho menor. Suelen tener un grosor que oscila entre las 200-300 micras, lo que da una idea de su fragilidad. Las marcas reconocidas incorporan en sus paneles células de mayor calidad que siempre responderán con mayor fiabilidad y rendimiento ante cualquier problema.

Soldaduras y materiales

Los módulos fotovoltaicos de calidad presentan uniones reforzadas con procesos de soldadura fiables realizados bajo estándares de fabricación testados y homologados. Una unión deficiente o realizada sin la precisión adecuada, tiende a romperse con mayor facilidad. Además para unión entre interconectores y otros elementos se utilizan pastas homologadas. La utilización de pastas de menor calidad reduce el coste del sistema sin duda pero también aumenta el riesgo de rotura y degradación. La ruptura de puntos de contacto o el reblandecimiento prematuro de los aislantes puede provocar un hotspot y acarrear los problemas ya descritos.

Las ofertas y gangas de sistemas fotovoltaicos domésticos son cada vez más comunes pero es necesario tomar conciencia de la necesidad de elegir un sistema fiable, reconocido y homologado que sea instalado y mantenido por un profesional. Es la mejor garantía para que la instalación solar funcione a máximo rendimiento durante toda su vida útil sin presentar problemas ni riesgos innecesarios.