Biocombustibles; más baratos y más sostenibles que los combustibles tradicionales

15
Mar 2018

Biocombustibles; más baratos y más sostenibles que los combustibles tradicionales

Biocombustibles; más baratos y más sostenibles que los combustibles tradicionales

El precio del combustible es un aspecto clave a la hora de elegir un sistema de calefacción u otro. Si revisamos los datos del 2017, la biomasa sigue siendo la una opción muy competitiva y con precios mucho más estables que, por ejemplo, el gas o el gasóleo. Te damos todos los datos.

A nivel funcional, las instalaciones de biomasa, gas, gasóleo… nos ofrecen actualmente posibilidades muy similares. Por este motivo, conocer el histórico de precios de cada materia prima nos puede ayudar a evitar sobresaltos en el coste de los suministros, por incrementos vinculados a coyunturas económicas, sociales o políticas.

La prueba de ello la encontramos en el siguiente gráfico en el que se muestran claramente los altibajos pronunciados que sufren algunos combustibles y en el hecho de que aún en sus niveles más bajos, estos ha seguido teniendo un coste del kWh mayor que el del pellet, astilla o hueso de aceituna.

precio energía calefacción

Desde luego que la inversión inicial en una instalación de biomasa es más costosa que la de sistemas de potencia similar basados en gas o gasóleo,  pero si tenemos en cuenta el ahorro en combustible vemos que los plazos de amortización resultan mucho más reducidos.

Precios bajos y estables

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM) publica cada tres meses el índice de precios de la biomasa (IPB) con los datos actualizados para pellet de madera, astilla y hueso de aceituna a cliente final. Las conclusiones que se sacan echando la vista atrás es que los precios de los biocombustibles son, además de más bajos, más estables a lo largo del tiempo lo que ofrece una mayor tranquilidad al consumidor final.

• Pellets

Según datos de AVEBIOM, durante el último trimestre del 2017 la mayoría de las empresas no modificaron sus precios. Según sus datos, con un invierno bastante frío, la campaña ha empezado de forma positiva. Además, se han reducido las importaciones de pellet doméstico desde Portugal, cuyos fabricantes han orientado su mercado al sector industrial. Según el estudio, si la situación se prolonga demasiado  se espera un alza en los precios cuando los stocks empiecen a menguar pero en ningún caso, se prevé que las subidas sean alarmantes.

Los precios del pellet en España siguen siendo más bajos que en los países de su entorno e incluso durante dos años se han mantenido anormalmente bajos y estables. Por ejemplo, el precio medio anual en saco: 4,24 €/saco (2013); 4,35 €/saco (2014); 4,21 €/saco (2015); 3,93 €/saco (2016) y 3,92 €/saco (2017).

• Huesos de aceituna y astillas de madera

En cuanto al hueso de aceituna, interanualmente los precios han crecido entre un 1 y un 2% durante el año pasado.  Las previsiones apuntan, según AVEBIOM,  a que la campaña de la aceituna va a ser corta, con una estimación a la baja de entre un 20 y 30% respecto a los valores normales de producción. Esta situación hará que previsiblemente aumente la demanda de pellets y que el propio precio del hueso de aceituna se incremente.

Respecto a la astilla de madera si algo caracteriza a este biocombustible es la estabilidad en los precios que se han mantenido casi constantes en los últimos tiempos. Según el estudio, la gran mayoría de los distribuidores consultados continuan si variar sus tarifas.

En definitiva el precio de los biocombustibles durante el 2017 confirma que su utilización sigue siendo una oportunidad para ahorrar energía frente a los combustibles fósiles además de tener la tranquilidad de unas tarifas muy estables para el consumidor.