5 Fallos comunes en instalaciones solares termicas

22
Dic 2016

5 Fallos comunes en instalaciones solares termicas

5 Fallos comunes en instalaciones solares termicas

Detrás de un rendimiento inadecuado de las instalaciones solares térmicas, muchas veces está una instalación realizada incorrectamente. El problema es que esos errores generalmente se detectan, o bien durante tareas periódicas de mantenimiento, o en el peor de los casos, cuando la instalación deja de funcionar. En el artículo de hoy, recapitulamos cuáles son los 5 fallos frecuentes en este tipo de instalaciones. ¡Comenzamos!

1. UBICACIÓN DEL CAMPO DE CAPTACIÓN.

Es el factor más importante a la hora de realizar una correcta instalación solar. Una orientación del mismo diferente del sur geográfico redunda en una producción desigual a lo largo del día y un bajo aprovechamiento de toda la radiación solar disponible. Del mismo modo, una inclinación de los captadores no acorde al uso final de la instalación puede causar deficiencias en la producción en épocas de alta demanda o bien, un exceso de producción en épocas de baja demanda.

2.REGULACIÓN Y CONTROL DE LA INSTALACIÓN SOLAR.

La regulación es la responsable de gestionar la energía obtenida en los captadores solares y su transferencia al sistema de acumulación solar para su servicio final en forma de ACS. Una mala programación de los parámetros en el termostato diferencial puede producir una baja transferencia de esta energía, un mal funcionamiento de la bomba circuladora solar y por ende, una baja producción de agua caliente disponible.

 3.PRESIÓN DE OPERACIÓN.

A diferencia de otros tipos de generadores de agua caliente, una instalación solar térmica funciona a presión y temperatura variables (dependientes de la radiación solar). Cargar el circuito solar con una presión de carga en frio cercana a la máxima de seguridad provocará un vaciado parcial o total del mismo y por tanto, una baja o nula transferencia de energía.

4.DIMENSIONADO DE COMPONENTES AUXILIARES.

Para aprovechar toda la energía que incide en los captadores solares es necesario trabajar con componentes que soporten elevadas temperaturas y presiones. Una mala elección de estos componentes puede causar un mal funcionamiento y acortar su vida útil, lo que nos obligaría a  restituirlos prematuramente.

5.MANTENIMIENTO PREVENTIVO.

Como toda instalación térmica, una instalación solar necesita también un mantenimiento periódico para mantener constantes sus niveles de rendimiento. Aunque no es necesario realizarlo de una forma persistente, si es recomendable disponer de un plan de revisiones semestrales o anuales conforme a las exigencias del CTE. No realizar este tipo de operaciones trae como consecuencia una disminución en la producción de energía y acorta la vida útil de los componentes.

Hasta aquí los 5 fallos más comunes. Todos ellos, aspectos vitales que influyen en el rendimiento de la instalación y por tanto, en la propia amortización de los equipos. Poneos siempre en manos de profesionales, mantened vivo eso de “Para el frio y para el calor, la renovables son lo mejor” y sobre todo: FELIZ NAVIDAD Y DISFRUTAR DE LA FAMILIA Y AMISTADES.

Greenheiss